El escritor y artista belga P.H. llegó a Barcelona y descubrió en ella la fuente de inspiración que le faltaba para desarrollar su arte. Durante 4 años se ha dedicado a completar su formación académica entorno al diseño de producto, a dejar su marca por las calles de la ciudad, y a desarrollar su evolución artística hacia un estilo abstracto en el que combina formas y colores, pero que mantiene un fuerte vínculo con el graffiti, representado por la omnipresente línea negra en cada una de sus obras.

El próximo sábado 24 de marzo nos presentará en nuestro Montana Café una serie de canvas realizados entre 2011 y 2012, que llevarán por título “Psicodelicia”, y de la que él mismo nos desvela la receta:

“La receta de mi obra se puede sintetizar en cuatro pasos”:

1. Se lava y trocea cualquier porción de graffiti.

2. Se seleccionan las mejores partes y se introducen en una licuadora donde las trituramos durante unos segundos.

3. Se vierte el contenido en una tela.

4. Se deja en el frigorífico durante media hora y ¡listo para servir!

Anímate a venir y a degustar sus últimas creaciones entre unas cuantas cervezas cortesía de Moritz y alguna que otra azucarada sorpresa.

Leave a Reply